25 ago. 2009

Entre Mujeres..

Hablando con Analía surgió este tema: competencia femenina y aunque nos cueste aceptarlo entre mujeres tenemos algo en común, en alguna etapa de nuestras vidas sentimos esa sensación de querer lo que la otra tiene, eso no va más allá de aspectos de bienestar que otras mujeres experimentan y que nos gustaría a nosotras tener.

Si lo vemos desde ese punto de vista no hay gran problema, pero cuando eso se convierte en una lucha disimulada por demostrar lo que no somos por encima del resto, ahí si se vuelve un serio problema, que según expertos psicólogos tiene mucho que ver con ciertos tipos de trastornos de personalidad que dependiendo de las circunstancias de vida podemos experimentar se agravan al tal punto que parece ser normal.

La rivalidad femenina existe, al igual que la masculina. Es cierto que las mujeres sentimos más a menudo la tentación de compararnos entre nosotras. Esto conduce, a veces, a envidias. Pero otra historia es pensar que la gran mayoría somos malas y que una de nuestras aficiones consiste en despellejarnos. En ello hay mucho de mala prensa, no deja de ser un prejuicio con cierto matiz machista que, además, hemos asumido y alimentado.
Hay que tomar en cuenta que la historia se ha construido sobre rivalidades masculinas. El psicólogo Manuel Salgado cree que los hombres son competitivos: “Incluso más que las mujeres, puesto que es lo que se espera de ellos; desde pequeñitos se les ha inculcado que han de ser los mejores”.
La diferencia entre los enfrentamientos está en que ellos rivalizan de una manera más abierta, a veces hasta agresiva, y nosotras hemos aprendido a jugar en la liga del disimulo. La razón es que nos incomoda que sea evidente lo que ambicionamos, sobre todo, si ese algo pertenece a otra. De ahí que cuando surge la envidia, como explica el experto, ésta se manifieste con conductas sutiles: “Mentir, no contar toda la verdad, difundir falsos rumores, mostrar una inquietud excesiva por conocer los planes de la otra...”. *
Según una publicación realizada en la revista COSMO de junio del 2007 dice:
Entre nosotras hay más confrontación, es muy común que las mujeres entremos en disputa cada vez que encontremos en peligro aquello que valoramos: hombres, trabajo y aprobación social (no precisamente en este orden).Y aquí el error, por si no lo has detectado aún, es que le quitamos peso a los hombres para dirigir toda nuestra desconfianza y artillería pesada hacia otras mujeres, que puede que tengan que ver en al asunto, o no.

Y como estos aparecen mil problemas más entre nosotras, y es por ello que Emujer, te propone atravesar las tres etapas de la rivalidad femenina, ¿Qué te parece?

Etapa 1. Competencia.
Podría decirse que ésta es la etapa más benigna de la competencia femenina (¡Lo que nos espera!).El problemita aquí aparece cuando la saludable competencia vira hacia un enfrentamiento poco sano, pasando a ser envidia.
¿Ejemplo? Competencia por seducir al mismo hombre (¡Qué espanto!).
¿Consejito? Si bien somos enroscadas y sabiendo que hay 1.568.379 hombres solteros, queremos el mismo que ella; pero una buena estrategia es abrirse de ese inesperado triángulo, cargar energías y retomar el terreno a toda potencia.

Etapa 2. Envidia.
Aspecto más sobrio de la rivalidad. Si bien no existe la envidia sana, como todos dicen, muchas veces sirve como incentivo para decidirte realmente por lo qué quieres. Aunque en realidad la envidia, bien usada, sirve para generar una sensación de incomodidad, de la cual generalmente nos avergonzamos, para descubrir algo positivo sobre nosotras mismas.
¿Ejemplo? Esa mujer que decide pelear por un ascenso recién cuando una amiga fue promovida a un mejor puesto.
¿Consejito? No te bases en ella, siguiendo sus pasos, pero sí toma el ejemplo, la actitud de esa persona, pero asumiendo que eres tú la que lo podría lograr con tu personalidad y no la de ella. Que no se confunda la envidia con los celos, sigue su ejemplo pero no sus pasos.

Etapa 3. Celos.

Los celos consumen de una manera sorprendente, lamento decirte que si eres de esas mujeres que entre dientes susurras: “esa descarada tiene le vestido que yo deseaba”, ¡Estás en problema querida! Esto podría ser un problema de estima, lo cual tiene un grado de complejidad distinto al de la desconfianza que existe en una pareja. De todas maneras es controlable.
¿Ejemplo? No soportas que tus amigas se junten mientras tú cumples tu horario de trabajo.
¿Consejito? Relax mujer, ¡Relax! Pasa por ti, y por tu conciencia. Cuanto menos poderosas nos sentimos, más tendemos a trasformar una saludable competencia en un sentimiento de bronca. ¡Ojo! Busca el equilibrio, sugiere un cambio de horarios, no te cierres!
Este tipo de comportamientos existen en todas partes, en algunos la lucha es más disimulada que en otros o mejor dicho dependiendo de la situación que estemos viviendo.
En lo personal puedo decir que cuando era más joven deseaba tener un novio guapo, y casarme de vestido amplio y cuando veía novias con novios guapos y vestidos amplios me moría de “envidia” -sin tapujos lo digo- por tener el novio guapo sobre todo, jeje, pero analizando más allá esto creo que se trataba más bien de un deseo de bienestar pues nunca hice daño a nadie con mi deseo “de”, aunque hay casos en que este tipo de deseo se puede convertir en dañino y lastimar personas que nada tienen que ver con lo que nos pasa o vivimos.

Creo que más bien es la suerte que tenemos en la vida y la bendición de Dios lo que nos debe hacer sentir tranquilas.. Por suerte ya no envidio más a los novios guapos.. Me casé con uno :)
Ya digan la verdad han sentido esto alguna vez? A que grado? Quien esté libre de pecado que arroje la primera piedra..

Ps. Espero una vez más no herir sensibilidades con este post.. -hay que prevenir por si acaso-
Pss. Este blogger.com algo tiene por mas que le doy espacio espacio no se dan los espacios en el post :( por eso está asi de fea la presentación, sepan disculpar..
*Textos: Loli Sarto (asesorada por Isabel Coch y Manuel Salgado, psicólogos)

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Holla, me encantó tu blog y tu post.
Si somos mujeres siempre nos pasa esto, la que diga que no esta mintiendo, buen post, escribes bien

Roze Meisje dijo...

Anonima!
Gracias por venir y por comentar!

Animinimundo dijo...

Wow.. primero felicitaciones por el articulo detallado del tema... segundo yo si he sentido envidia pero al grado controlable de reirme de mi misma... pero lo he sufrido tenia una "amiga" en la universidad que tenia la fea mania de devestir a la gente, es decir criticar hasta mas no poder como se vestian los demás conducta q al principio lo reconozco yo tambien alimente con mis comentarios pero despues me di cuenta que no era mas que envidia y de la mala... ahi se corto... la susodicha se casó con un ex mio y claro lo que mas me dolio ademas de la traicion etc etc fue que la pobre (ahora la compadezco) empezo una carrera frenética por alcanzar a alguien que no valia la pena y claro la competencia incluyo rumores, mentiras etc etc.. vivir esto me hizo comprender lo destructivas que podemos llegar a ser con otras personas y es más entre mujeres.. todo para mi es falta de autoestima... como tu decias es que todas actuamos como leonas al defender lo nuestro pero eso no da derecho a nadie a destruir al resto... asique siempre se debe actuar con un equilibrio .. porque de todos estos comportamientos nocivos la unica perjudicada es una misma.. Saluditos completisimo el post.

Roze Meisje dijo...

Ani!
Ya regreso para comentar sobre tu comentario jeje me voy al dr, como sabes, seseame suerte! beso

Lords dijo...

TITULO VENDEDOR....JAJAJA

La verdad que la competividad entre mujeres es muchomas ferte entre hombres, ustedes son mas apasionadas y son comparativas entre si...ta bueno el post...

Roze Meisje dijo...

Lords!
Jajaja vende no? todo lo que tenga que ver con mujeres vende jeje
Oye si la verdad la competencia es más fuerte pero más sutil, más disimulada, algunas saben las tactics para pasar desapercibidas como angeles de aureola, pero como dice analía en el fondo son arpías!
Gracias por venir!

Analía!
Ahora si ya regresé del dr. eso dolió :(
Bueno con respecto a tu coment, la verdad es que a mi me pasó algo parecido pero no del todo, una amigasa que consideraba como mi hermana me dió la punalada trapera saliendo en mis narices con ex, obviamente yo no sentia nada por él, pero era ese pacto de amigas que se debia respetar, vamos no digo que yo queria que nunca salgan eso no, pero nunca me dijo oye sabes que pasa esto, disculpame.. nada, eso dolió mucho, ahora ellos terminaron y ella salió bien lastimada porque el tipo había sido un asco de hombre, mi pregunta: de que le sirvió abandonar nuestra gran amistad de años? por un ho,mbre que ni valió la pena??? eso me enseñó mucho, aveces quienes dicen ser tu "amiguibiris" no son más que reflejos de loq ue te gustaria tener, con eso no quiero decir que no hay amig@s verdader@s, porque si los hay!!!!

Gracias por venir por aqui Ani!

Animinimundo dijo...

GRACIAS que linda entonces espero el mail...

cele dijo...

hola.. interesante post... es que las mujeres somos mas apasionadas .... por eso es mas la rivalidad..

que tengas lindo día...

Roze Meisje dijo...

Cele!
Gracias por la visita primeramente..
Y si tienes razón las mujeres somos más apasionadas..
Saludos

KL@U dijo...

QUE CIERTO TU POST!!!ASI SOMOS ...

GRACIAS POR HABER PASADO POR MI BLOG,ME GUSTO TU VISITA Y YA ME SUMO A TUS SEGUIDORES ASI VUELVO CADA VEZ QUE ACTUALICES TU POST.
UN ABRAZO DESDE ARGENTINA!

Roze Meisje dijo...

KL@U!!
jaja que bueno te gustó el post! asi somos cierto aunque nos duela y aunque nos cueste aceptarlo aveces somos asi jeje

No pues ya te tengo entre mis blog favoritos, gracias por haberme llevado a tu blog!!! ;)

Beso!

ximenita dijo...

ohoo verdad verdad...verdades que duelen y bastante...you know what I mean hehe
pero bueno en realidad si que hay mujeres asi, y no dudo que existan tambien hombres asi, pero seguramente en menos cantidad.
Eso de ser venenosa me parece horrible, y andar hablando por ahi de todos, criticando, metiendose por puro celo...wakala...

Roze Meisje dijo...

Xime!

Oh yes I Know what you saying!!! jejeje si sobre todo ser venenosa, sisañera y pasar desapercibida, eso es feo, feisimo diria yo! pero bueno como dices tu, estas son verdades que nos duelen y muchojejeje

quehagoaqui dijo...

Sabes nunca he deseado lo que tiene otra persona. Envidia si que no es para nada mi pecado capital, por alli la gula o lujuria jaja, pero este no !! broma lo que digo pero en serio envidia no!!

A veces ser competetiva si, en un trabajo pero sin envidiar o desearle el mal a nadie.

Bueno post como siempre.

besos

Roze Meisje dijo...

Karla!
Jajajajajajaja me has hecho reir!!!!!! osea LUJURIA como quiera pero envidiosa yo jamás! jejejejeje te quedó super chistoso!!!!! jajajajjaja eres única Karlita!

Gracias por la visita!

Carlos dijo...

Bueno, de acuerdo con eso de que las mujeres han tenido mala prensa como dices, pero en su mayor parte sale de ustedes mismas.
Un sinfín de ocasiones he escuchado a mujeres decir: "que sus mejores amigos son hombres porque una amistad sincera entre mujeres es imposible".

Sin ser entendido en el tema, deduzco que la competencia femenina es sana, y eso quese traduce en celos y envidias, no son más que rasgos femenimos pronunciadamnte representados ante una mujer considerada "rival".
Creo que en ese sentido los hombres somos más descomplicados.
Si me gusta el nuevo Mercedes Benz de mi vecino, nunca diré a sus espaldas de parece chofer en vez de dueño, sino que me las ingeniaré para sacarlo a farrear en su auto con lo que encontraría también un beneficio en la adquisición de mi vecino.
Si un amigo tiene una novia despampanante, en mi caso no lo veo como el rival a vencer, sino que asumré que su novia tendrá amigas ídem de bellas por lo que organizaré una parrillada en mi casa, imponiendo eso si, como requisito, que lleve 4 amigas ;)

Los hombres -bueno, unos más otros menos- solemos manejarnos con la cabeza fría respecto a las rivalidades. Es cuestión de ego.
Fíjate que me he percatado de un fenómno que nunca sucede entre mujeres y es común en nosotros.
Podemos intractuar tranquila y civilizadamente, hasta con camadería, con los ex de ellas. Y casos conozco muchos.
De hecho soy amigo del actual esposo de mi ex wife, y ojo que lo conocí no hace mucho, y entre hombres conozco algunos casos así.

La mucha sensibilidad de las mujeres y la -en la mayoría de casos-cabeza fría de los hombres creo son la causa de lo que escribes.
Claro querida, te hablo de casos cercanos y que conozco, porque como en todo, hay hombres también demasiado pasionales, y ese, es un gran error.

Abrazote ;)

Roze Meisje dijo...

Carlitos!

Hola y gracias por la visita!!!!
me ha hecho reir con eso de que ustedes los hombres pueden llevarse con las nuevas parejas de sus ex!!! ohhhh muy bien yo no se si podría!

En todo caso tienes razón con eso!

Un besito!!!!!!!!!

Lille Skvat dijo...

Yo sinceramente creo que lo que existe es la rivalidad humana. Todo el mundo quiere estar por encima, da igual si se es hombre o si se es mujer, y da igual si el que está por debajo es hombre o mujer.